7 de noviembre de 2010

El bacán y el chabacán.


Serán bacanes y bacanas quienes actúen con prudencia y templanza, es decir, quienes hayan adquirido el conocimiento de lo elegible y lo evitable. La comunidad es la que hace el reconocimiento público del valor de cada uno con relación a la bacanería, como modo auténtico, amable, optimista, justo y simpático de vivir.
Lo contrario a la bacanería son las conductas chabacanas, las que llevan implícitas una injusticia y que son desagradables. El chabacán es un ser sin aptitudes para la sociabilidad. Su arma: el saboteo a las ideas que delatan su indecencia por medio de burlas, como una forma de violencia simbólica que anuncia la violencia física (en la Caribanía se conoce popularmente como “el perrateo”), que busca generar vergüenza en la víctima, por el miedo a la mala reputación.

Artivismo, metáfora visual de la realidad violenta. Artivista BBM gana premio de Artes Plásticas.

Titulo: Limpieza Social
Técnica: Carboncillo y vidrio.
Dimensiones: 180 x 40 cm aprox.
Año: 2010
El Museo de Antropología de la Universidad del Atlántico de Barranquilla, Colombia, dentro del programa Arte Joven- Arte Libre, inauguró este 4 de Noviembre, el I Salón de Artes Plásticas y Visuales MAUA en la galería “La Escuela” de Artes Plásticas de la facultad de Bellas Artes. Este espacio tiene como finalidad reconocer y visibilizar las propuestas más innovadoras de los estudiantes del programa de Artes de la Universidad.
La muestra resultó todo un éxito, los jóvenes artistas presentaron diversas obras de gran calidad técnica y profundidad conceptual. El jurado determinó que el ganador del salón fuese Carlos Gómez, miembro del colectivo artístico del grupo BBM, Bacanes y Bacanas del Mundo.
El jurado estuvo conformado por:
  • Eduardo Hernández, artista plástico, arquitecto, director del Programa de Artes Plásticas de la Institución Universitaria Bellas Artes y Ciencias de Bolívar y Curador del Museo de Arte Moderno, MAMC, de Cartagena, Colombia.
  • Javier Mejia, museólogo de la Reinwardt Academy, Facultad de Museología de la Escuela de Artes de Ámsterdam; actualmente es curador del Museo Bolivariano de Arte Contemporáneo de Santa Marta, Colombia.
  • Eduardo Vides Celis, director del Área Educativa del Museo de Arte Moderno de Barranquilla, MAMB.
Carlos es militante activo del Artivismo, acrónimo que une el concepto tradicional de ACTIVISMO POLÍTICO con el de ARTE. El artivismo está motivado por fuertes emociones: la indignación por la injusticia y el entusiasmo por la vida. Surge por la necesidad que tenemos, como artistas y como ciudadanos, de expresarnos políticamente con nuestras creaciones estéticas. El artivismo es un accionar ético, estético y lúdico. Los artivistas tratan de explorar nuevos sentidos del concepto Arte e indagan por el papel del artista en la sociedad. Los artivistas se instauran en la vida; sus obras son acciones que cuestiona la realidad, no una mera representación. Lo que está en juego hoy no es sólo la posibilidad de supervivencia del arte en nuestra sociedad sino también la posibilidad de actuar a tiempo para conservar la vida humana en el ecosistema planetario. El grupo BBM felicita al amigo Carlos e invita a todos los artistas, que de alguna manera estén de acuerdo con estas ideas, a que se unan en un COLECTIVO DE ARTIVISTAS. El mismo Carlos nos comenta y hace sus reflexiones sobre su obra:
“Limpieza Social”
Por Carlos Gómez
El Arte, unido al activismo, debe ser testigo activo de su época; y como testigo debe enunciar los fenómenos sociales con honestidad; de  tal manera que, frente a las falsedades tejidas por la mayoría de los medios de comunicación, la obra sea como oxigeno puro en medio del gas toxico que nos rodea. Como artivista entiendo el arte como un mecanismo de expresión social, como una herramienta para la resistencia pacifista, pero critica. Para mí el arte es acción, una acción política, ecologista, pacifista. Como acción, la obra es la huella de ese acto, es el producto final del pensamiento, de la postura del artista frente a su entorno. 
“Limpieza Social” es una obra que nos presenta una secuencia de imágenes de un hombre anónimo que se ducha con una regadera de mano. Son siete retratos al carboncillo en una clara alusión a la limpieza, en la medida en que avanza la secuencia de la acción, la imagen va palideciéndose hasta dejar visible sólo unas manchas irreconocibles. El vidrio (real) del marco de la obra luce empañado por el agua provocada por este proceso de limpieza, y sobre él, iconos dibujados de la empresa bananera “CHIQUITA BRANDS” de la que son sabidos sus vínculos con grupos paramilitares.

Siendo coherente con mi postura artivista, “Limpieza Social” es una metáfora visual de la realidad violenta de nuestro entorno. Expresa visualmente la desaparición de muchos luchadores sociales en Colombia, víctimas inocentes que se desvanecen en la bruma engañosa de los medios masivos que construyen cortinas de humo para esconder los actos violentos, las falsedades y los secretos criminales que se gestan y se parapetan en el poder.
Ser un artista bacán implica tener un compromiso con la vida, por lo que mi obra es un claro llamado a no olvidarnos de quienes, con nombre propio, atentan contra nuestras vidas y es una invitación a manifestar, desde cualquiera que sea nuestro campo de acción en la sociedad, nuestro aborrecimiento a los criminales culpables.