16 de febrero de 2011

La paz es posible, en un mundo bacano. Manifiesto por la paz y la justicia planetaria. La bacanería: paz y amor.

La paz es posible en un mundo bacano, 
que ES POSIBLE
Hacemos público y divulgamos este manifiesto
como una acción de paz.


Una parte creciente de la poblacion percibe “el mundo como es”, y lo compara con el que “debe ser”, y le produce mucha indignación porque encuentra que en ese mundo, nuestro mundo, existe una insoportable injusticia manifiesta: 
  • Una minoría de la población planetaria concentra una proporción desmesurada de la riqueza a costa de la pobreza y la muerte del resto. 
  • La inmensa mayoría de la población humana se encuentra bajo la injerencia directa y cotidiana del poder económico globalizado, unos poquísimos propietarios de las gigantescas empresas transnacionales
  • La diferencia injusta de ingresos de la población rica, en relación con los pobres, es cada vez mayor. En 1960, el 20 % de los más ricos de la población mundial alcanzaban unos ingresos treinta veces mayor que el de los 20% más pobres. Hoy la diferencia ya no es de treinta, sino de ochenta dos veces mayor.
  • Las doscientas veinticinco fortunas más grandes del mundo representan un total de más de 1.000 millones de euros, o sea, el equivalente a la renta anual del 47% de las personas más pobres de la población mundial (2.500 millones de personas!).
  • El patrimonio de las quince fortunas más ricas del planeta sobrepasa el Producto Interno Bruto (PIB) total del conjunto de países de Africa subsahariana. Cada una de las cien empresas globales vende más que lo que exporta cada uno de los ciento veinte países más pobres. Estas empresas gigantescas y globales controlan el 70% del comercio mundial.
  •  Los interés económicos de las trasnacionales se sitúan por encima de los intereses de los Estados nacionales. Es un poder económico que prescinde de fronteras, de controles de la sociedad y de los ciudadanos, que no conoce barreras ni límites de legalidad.
  • La realidad que vivimos es la de la injusticia y la explotación.
  • Esta realidad, este orden mundial, se ejerce con violencia.
  • La violencia funciona como un mecanismo de control. Violencia ejercida muchas veces desde el Estado.
  • La guerra es un mecanismo de control ejercido desde el poder y destinado al mantenimiento de un orden injusto.
  • La humanidad sabe que no hay paz donde se conviva con injusticia social.

  • La realidad que vivimos es la de un mundo no sólo injusto sino peligroso, porque se ha demostrado la absoluta ineficacia de la llamada legalidad internacional (Derecho Internacional, tratados internacionales, acuerdos de paz, OEA, ONU).
  • Existe un doble discurso en lo que a legalidad internacional se refiere. Doble discurso que exime del cumplimiento de las resoluciones a los poderosos y que sanciona sólo a los débiles.
  • Asistimos a la imposición de un nuevo concepto: la guerra preventiva. Concepto que se utiliza para proporcionar impunidad a una invasión y que sirve de vehículo a la expansión del totalitarismo, la tortura y la barbarie.Vivimos un mundo aún más inseguro.
  • Diariamente se vulneran la Declaración Universal de los Derechos Humanos, la Carta de las Naciones Unidas y demás normas que proclaman la defensa de los derechos de los pueblos a la autodeterminación, a la no-injerencia en los asuntos internos y a la resolución pacífica de los conflictos.
  • El armamentismo y los incontrolados presupuestos a favor del militarismo constituyen, de por sí, violaciones a los a los Derechos Humanos.
  • El exceso de información banal esconde la información esencial. Al ciudadano se le ocultan los datos esenciales para el conocimiento de la realidad en la que vive. Desde la desinformación y la mentira, se conforma una conciencia colectiva sumisa al poder establecido.
  • Bajo la apariencia de existir una libertad de información y de expresión, el ciudadano tiene poco acceso a la información real.
  • Desde la apariencia de pluralismo, se conforma un ideario único que no permite la disensión y excluye la diversidad cultural. 
  • Se está propagando un ideario único que justifica la violencia desde el Estado y la guerra como manifestación última y extrema de esta violencia. 
  • Cualquier disidente del ideario único se convierte en sospechoso de terrorismo.
  • El flujo de la información que circula en todos los momentos y lugares del planeta le pertenece a toda la humanidad. La información importante, vital, se ha secuestrado desde el poder.
  • No existe libertad de elección si no se posee un conocimiento real de las consecuencias de cada decisión. De forma que, se crean dictaduras bajo la apariencia de democracias, mediante la manipulación de la información que dirige el voto.
  • Los medios de comunicación han utilizado y utilizan al terrorismo como fantasma para crear un clima de desconfianza que justifique el recorte de libertades a las que todo ciudadano tiene derecho. Y para propiciar que los propios ciudadanos cedan su libertad por miedo.
  • Una misma acción puede llamarse terrorismo o resistencia según quien la ejerza y quien la califique. Asistimos a la suplantación del sentido histórico de las palabras por uno nuevo, conveniente al poder. A una invasión bárbara se le puede llamar con intención displicente: guerra preventiva.
  • A las víctimas civiles de guerra, a las ejecuciones sumarias, a los ataques directos a la población civil y a los ejercicios de la impunidad se les denominan de manera grosera: daños colaterales
Frente a estos acontecimientos, la gente bacana planetaria responde de diversas maneras: 
  •  Con indignación frente a la injusticia manifiesta del abuso del poder, que es motivación para que emprendamos acciones de resistencia y de resiliencia.
  • Manteniendo una visión compleja de todos los fenómenos sociales, económicos, culturales y políticos del mundo contémporáneo.
  • Proponiendo construir mundos mejores, utopías posibles. Demostrando que un mundo justo, bacano, es una idea realizable en el presente.
  • Proponiendo que nadie pierda en la convivencia social.
  • Usando los recursos disponibles —materiales y simbólicos— de manera inteligente y justa.
  • Reiterando -a nivel íntimo, social y planetario- que es mejor una mala discusión que una buena guerra para resolver los conflictos.
  • Manteniendo y contagiando el optimismo mediante el hábito operativo de mantener la ética en cada una de nuestras acciones.
  • Manteniendo la actitud inteligente de seguir cuestionando la información difundida desde todos los medios de comunicación.
  • Propiciando que las comunidades continúen constituyéndose en grupos para la acción positiva y justa en la defensa de sus intereses.
  • Promoviendo que la ciudadanía prosiga expresando su opinión desde todos los medios posibles, manifestándose en las calles, en los foros, en los espacios públicos, en la red cibernética, como mecanismos legítimos de resistencia al engaño y la opresión.
  •  Instando a los ciudadanos a plantearse un consumo responsable y racional que no desperdicie los recursos del planeta, como respuesta de emergencia planetaria ante el consumismo destructor y el despilfarro de los recursos naturales y humanos.
  • Considerando las posibles elecciones de consumo como instrumento de veto o control al poder.
  • Promoviendo el estudio y divulgación de las ciencias como mecanismo de liberación de la ignorancia, para aspirar a ser ciudadanos conscientes y bien informados.
  • Defendiendo al Planeta. Oponiéndose a que el medio ambiente y la biodiversidad hayan sido convertidos en objeto de consumo, provocando que millones de ciudadanos no tengan acceso a los recursos naturales.Denunciando y creando acciones contra la discriminación de todo tipo.
  • Pronunciándose a favor del respeto y la defensa de los pueblos indígenas.
  • Educando a los ciudadanos en el conocimiento de sus derechos básicos como eficaz manera de defenderlos.
  • Teniendo conciencia y ejercer el principo de la libre determinación como mecanismo de defensa a la injerencia de cualquier poder externo.
  • Insistiendo de manera permanente en que la educación es la alternativa más inmediata para la producción del conocimiento al servicio de la paz.
  • Trabajando para que la educación no sea reproductora de sistemas ideológicos belicistas.  
 Por lo tanto,
los bacanes y bacanas 
                         dicimos.NO
  • No a los todos los que fungen como amos del mundo.
  • No al desprecio.
  • No a la arrogancia.
  • No al estrangulamiento económico.
  • No a la incontrolable voracidad de los poderes financieros.
  • No al mercado totalitario.
  • No a la exclusión.
  • No al desmantelamiento de la seguridad social.
  • No a la pobreza.
  • No a las desigualdades.
  • No a la muerte diaria de 30.000 niños pobres.
  • No a la destrucción del medio ambiente.
  • No a la guerra preventiva.
  • No a las guerras de invasión.
  • No a los atentados contra las poblaciones civiles.
  • No a los racismos.
  • No al espionaje del pensamiento.
  • No a la degradación cultural.
  • No a las nuevas censuras.
  • No a los medios que mienten.
  • No a los medios que manipulan.


 Los Bacanes y Bacanas del  Mundo  decimos sí.
  • Sí a la posibilidad de un mundo mejor, un mundo bacano
  • Sí a la solidaridad entre los más de seis mil millones de habitantes de nuestro planeta.
  • Sí a los derechos de las mujeres.
  • Sí a la erradicación definitiva del analfabetismo.
  • Sí a los derechos de los indígenas.
  • Sí a la justicia social y económica. 
Resistir es soñar que otro mundo es posible. Y contribuir a construirlo.

“El único requisito para que el mal se propague es que los hombres buenos no hagan nada” (Edmund Burke)  
Este es nuestro aporte inicial para la co-construccuión de una nueva concepción de convivencia justa, pacífica y planetaria.
Invitamos a todas las comunidades productivas, académicas, artísticas, políticas, culturales, ecológicas, y demás grupos afines, a que opinen también cómo debería ser un mundo en el que nadie pierde, un mundo bacano


Bacanería es reconocer que un modelo de buena vida jamás está del todo “aquí”, siempre hay un “más acá biológico” que nos origina y un “más allá” humano y misterioso que nos espera.
Si gustas, puedes difundirlo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos.