26 de noviembre de 2011

Nos comimos el guineo


Por Haroldo Martínez

  Y no fue en sentido metafórico, porque después de terminar la celebración del segundo aniversario del Día del Orgullo Primate los asistentes al Planetario de Barranquilla nos tomamos la foto grupal comiéndonos unos guineos suculentos que la presidenta actual de la Fundación Bacanería Planetaria, Katia Oliveros, tuvo el acierto artístico y estético de conseguir para que reafirmáramos nuestra condición de especie en evolución que se pregunta cuál es el sentido de nuestra existencia en este planeta.
En esta ocasión hicimos un repaso sobre lo que es un primate (Haroldo Martínez), definiciones de evolución y dónde estamos nosotros como humanos (Álvaro Tirado), importancia del lenguaje en el proceso de hominización y humanización (trabajo en imprenta de Juan José Trillos), cuál es el sentido de nuestra existencia (Jorge Senior) y, finalmente, una serie de frases elaboradas por Hugo González (q.e.p.d.) que son la semilla de un libro que dejó planteado para ser escrito, el libro de la bacanería. César Sarmiento fue el presentador de los ponentes.
Quedó claro que los humanos no somos la especie elegida ni superior a ninguna de las que habitan este planeta, que el interés de la evolución no es crear mejores personas, ni más bonitas, ni más inteligentes, ni semejantes a un dios, ni hay una fuerza sobrenatural que dirija nuestra deriva natural y que lo único que tenemos es el aquí y el ahora y nos toca a cada quien decidir qué hacemos con eso, que es nuestro capital más preciado. A pesar de esas noticias, que no son muy satisfactorias para mucha gente, especialmente para los que se aferran a las tesis de la creación de un diseño divino, los asistentes no salimos deprimidos ni desesperanzados, antes por el contrario, optimistas por saber que nuestro destino está en nuestras manos, que no podemos echarle la culpa a nadie de lo que sucede con nuestras vidas porque cada persona es responsable del sentido que le dé a su existencia, y que tenemos el deber de intentar ser felices a pesar de la malparidez cósmica que nos rodea en lo breve o larga que sea nuestra vida.

Fue muy gratificante ver caras nuevas en este escenario, saber que los dinosaurios que convocamos a estas celebraciones encontramos eco en diversos núcleos de la población joven de la ciudad quienes tienen sus propios planteamientos sobre la vida. Uno de ellos fue el grupo Ateos de Barranquilla, a quienes comprometimos para la celebración del próximo año para escuchar sus tesis. Otro fue el de estudiantes de psicología quienes esperaron hasta el final del foro para hacer preguntas muy específicas sobre ética biológica, ética fisiológica, ética psicológica, lo cual nos entusiasma porque nos demuestra que los jóvenes primates se están cuestionando y se plantean alternativas diferentes a lo emo, lo punketo, lo gótico y demás tendencias culturales de innegable corte depresivo, en busca de un discurso diferente que le dé sentido a sus vidas.
Le hicimos un gran homenaje a Lucy, la australopithecus afarensis que decidió dejar la comodidad de los árboles para aventurarse, junto con su pareja y su hijo, en los avatares y peligros de la sabana y dar inicio a la gran marcha bípeda de los primates sobre el planeta Tierra y al proceso de nuestra humanización.



Haroldo Martínez.

20 de noviembre de 2011

Segundo aniversario del Día del Orgullo Primate

El 24 de noviembre de 1859 se publicó por primera vez la edición completa de El Origen de las Especies de Carlos Darwin. 
El 24 de noviembre de 1974 los paleoantropólogos Yves Coppens, Donald Johanson y Maurice Taieb descubrieron una cuarentena de huesos de un australopitecus afarensis hembra. Medía poco más de un metro de altura, ya era bípeda, pero aun sabía trepar a los árboles. Ya no era un simio, pero todavía no era humana. Fue bautizada como Lucy aprovechando que en esa época sonaba en la radio la canción de Los Beatles Lucy in the sky with diamonds
El 24 de noviembre de 2008 y sin tener en mente sucesos tan trascendentes en la Historia de la Humanidad, se constituyó en Barranquilla la Fundación Bacanería Planetaria. 
En el 2010, un grupo de simpatizantes de las teorías evolucionistas propuso que se instituyera desde ese año en adelante el 24 de noviembre como el Día del Orgullo Primate. 
 Sin Dioses propone el "Día del Orgullo Primate"
¿Se pillan la nota? Tantos eventos coincidentes en una fecha específica producto del azar ya no se llama coincidencia sino sincronía, es decir, cuando se alinean los planetas para crear una vaina bacana en el planeta Gaia. Ni siquiera tuvimos que pensarlo, pillamos la idea de una y nos preparamos para conmemorar el día. Convocamos a la gente al Planetario de Barranquilla y el acto nos quedó bacanísimo.
 Hugo González Montalvo, q.e.p.d,  leyendo el Manifiesto del "Orgullo Primate"
Hugo González, Presidente Vitalicio de la Fundación Bacanería Planetaria, presentando su Ponencia.
 Haroldo Martínez Pedraza y su charla Cerebro Triúnico
 Intervención del Investigador en Estudios Culturales y Sociales Alvaro Tirado.
 Los Panelistas: Jorge Senior, Hugo González, Haroldo Martínez, Cesar Sarmiento
Ese día, como grupo de bacanes y bacanas del mundo, sentimos que entramos a la Historia al hacer nuestra una fecha tan importante para los seres humanos, y lo hicimos de manera activa en un foro en el que se habló de la especie a niveles antropológicos, evolucionistas, filosóficos, psicológicos, lingüísticos, sociales, culturales, hasta nos atrevimos a preguntarnos sobre las posibilidades de vida en otros planetas. 
La participación de los asistentes fue muy bacana, con preguntas y aportes serios dentro de un vacile firme, un vacile biológico en el que nos comunicamos con absoluta libertad y respeto a los planteamientos.
Este 24 de noviembre de 2011, en el mismo Planetario de Barranquilla a las 6 y 30 de la tarde, esperamos superar los logros del año anterior. Hemos realizado recursiones en las que nos preguntamos qué se nos quedó en el tintero para plantearlas en este segundo aniversario y producto de ellas consideramos que se necesitaban ciertas reflexiones sobre lo que es un Primate, término que muchos han escuchado pero sobre el cual no se tiene mucha claridad. Así que uno de los puntos a tratar este año es hacer precisión en lo que es un Primate para que los asistentes salgan bien convencidos de su conexión con todo lo que hay en este planeta y más orgullosos de su condición de animal en evolución. Pero no nos conformamos con esto y pensamos que el mejor homenaje que podemos hacerle tanto a los primates como a la evolución es retomar las preguntas trascendentes que se hace la ciencia contemporánea sobre los humanos para darles nuestra interpretación y abrir el debate: ¿Qué es lo que nos hace humanos?, ¿es el lenguaje lo que nos humaniza?, ¿por qué existimos?, ¿cuál es el sentido de nuestra existencia, ¿vale la pena bacanizar en un mundo como el actual?
Acompáñennos, la entrada es libre, lo único que necesitan es las ganas de venir a escuchar y tirar carreta sobre nosotros los humanos.
Panelistas: Haroldo Martínez, Médico Siquiatra, Investigador en Estudios Culturales, Columnista del Diario El HERALDO de Barranquilla, Miembro Fundador y Coordinador Científico de la Fundación Bacanería Planetaria, Bacanes y Bacanas del Mundo.

Juan José Trillos Pacheco. Comunicador Social-Periodista de la Universidad Autónoma del Caribe. Especialista en Literatura y Semiótica, Magister en Ciencias de la Comunicación con énfasis en nuevas tecnologías. Investigador de temas de Antropología y Lenguaje. Miembro de la Fundación Bacanería Planetaria, Bacanes y Bacanas del Mundo.

Álvaro Tirado Arciniegas. Investigador en Estudios Culturales y Estudios Sociales, Miembro de la Fundación Bacanería Planetaria, Bacanes y Bacanas del Mundo.

Jorge Senior. Filosofo de la Ciencia, Director de Investigaciones de la Universidad Libre. Docente en la Universidad del Norte, Atlántico y Libre,  Gestor de Ciencia y Tecnología.

Cesar Sarmiento. Informático, Divulgador de Ciencia y Tecnología. Coordinador en la Fundación Voces de Derechos y la Biblioteca de la Aduana con el Proyecto de las Tic para la Población Vulnerable. Como también del Semillero de Astronomía y Ciencias afines de la Extensión infantil de la Biblioteca Piloto del Caribe y Miembro del Club de Astronomía aficionada Cosmocaribe.



Richard Dawkins ¿Por qué estamos aquí?



19 de noviembre de 2011

¿Y quién reforma a la primaria y a la secundaria?

Hasta hace unos pocos años yo sacaba pecho por la educación primaria y secundaria de este país y hasta me ufanaba de ella delante de colegas de varios países de Latinoamérica a quienes tuve oportunidad de conocer mientras hacía mis estudios de especialización en el extranjero, cuyas educaciones básicas aprecié de cerca y pude comprobar que eran deficientes en comparación con la mía.                                    
Un bachiller colombiano era una vaina seria. Hoy, prefiero no encontrarme con ellos porque me daría pena que me dijeran que ya nos nivelamos, pero por lo bajo.
He sido profesor universitario por más de 20 años en facultades de medicina, psicología y educación especial, y me asusta lo que veo: jóvenes de ambos sexos, inteligentes sin duda, pero con unos vacíos conceptuales como bachilleres que dan ganas de llorar, con un nivel de aprestamiento para el estudio en lo mínimo y con una facilidad para acomodarse en la mediocridad que deprime a cualquier docente.
Como psiquiatra de niños y adolescentes me toca atender problemas de aprendizaje en todas las edades y aquello es para salir corriendo: niños que no saben leer ni escribir haciendo bachillerato, padres que estudian por los hijos, profesores que regalan los años “porque hay un decreto que dice que ningún alumno se puede quedar”, adolescentes que vagan durante meses y pierden muchas materias, pero resuelven su problema al final del año con unos pinches logros que se han vuelto una sinvergüenzura. 
La pregunta que hago es: ¿No sería pertinente que aprovecháramos esta coyuntura de la reforma a la educación superior para arreglar también la educación básica? Porque los pocos ejemplos que acabo de mencionar no son más que la punta visible de un gran bloque académico, económico, social, que está mal, que pudo haber tenido la mejor intención, pero que devino en un remedo de modelo educativo que arroja productos deficientes.
Antes de caminar hay que aprender a gatear. Me sentiría gratamente sorprendido si este esfuerzo de los estudiantes universitarios para detener una reforma educativa que consideraban lesiva para sus intereses se extendiera a una revisión crítica de la primaria y el bachillerato porque lo que allí se está cocinando no tiene buen sabor.
La única forma de cambiarle el gusto es mediante una transformación profunda de los ingredientes y del sentido de la preparación. Así como están las cosas no podemos esperar una gran cualificación de la educación superior, más allá de las condiciones económicas y el debate de lo público y lo privado.

---------------------------------------------------------

Punto aparte. La Fundación Bacanería Planetaria, el grupo Bacanes y Bacanas del Mundo y el Planetario están invitando para este 24 de noviembre a las 7 de la noche en el Planetario de Combarranquilla a la celebración del segundo aniversario del Día del Orgullo Primate en el cual se va a tirar carreta sobre lo que es un primate, fenómeno biológico que muchos han escuchado mencionar, pero sin tener una idea precisa sobre lo que esto significa desde el punto de vista antropológico y evolutivo en relación con nosotros los humanos; también se plantearán sobre la mesa de debates las preguntas trascendentes que se hace la ciencia contemporánea: ¿qué es lo que nos hace humanos?, ¿por qué estamos aquí?, ¿cuál es el propósito de nuestra existencia?

Por Haroldo Martínez
haroldomartinez@hotmail.com