21 de julio de 2007

La paz, la ecología política de la bacanería planetaria.

CON LA EMOCIÓN DE LA BACANERÍA,
LA PAZ PLANETARIA ES POSIBLE.
Los bacanes y bacanas del mundo nos reconocemos amorosamente como pertenecientes a la gran familia humana; descendientes todos de la Matria, nuestra madre Tierra. Por lo tanto, sentimos y actuamos como una fraternidad planetaria que busca convivir y celebrar la vida en paz, en democracia y protegiendo nuestro nicho: la Tierra, nuestra preciada nave espacial cósmica. Entendemos la Bacanería planetaria como lo común, lo positivo, el amor colectivo de las distintas poblaciones humanas.
Es el vínculo solidario entre los humanos, convertido en condición biológica cultural. Es una sensación de plenitud ética. Es la emoción satisfactoria de sentirnos humanos que surge al aceptar al otro sin exigencias. Es la cooperación milenaria, el altruismo recíproco, que está presente en todas las culturas. Es el sentimiento auténtico de pertenencia a la especie que promueve que nadie pierda en la convivencia social. Es la celebración de la vida, la alegría que se genera cuando nos relacionándonos con los otros, festiva y respetuosamente. Es una cultura de paz que estimula el ejercicio de la libertad con responsabilidad.
Aspiramos que se logre la paz planetaria , entre muchísimas cosas:
  • Consumiendo responsable y racionalmente, no desperdiciando, los recursos del planeta.
  • Respondiendo activamente contra la discriminación de todo tipo (género, raza, creencia, origen nacional, social o orientación sexual).
  • Pronunciándonos a favor del respeto y la defensa de los derechos sociales y culturales de todos los pueblos del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos.