22 de agosto de 2012

La Facultad predictiva del Lenguaje, libro del profesor universitario Juan José Trillos que se deriva de la investigación y reflexión en el ámbito del lenguaje y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones. 
El libro será comentado por el también profesor y psiquiatra, Haroldo Martínez quién desde una crítica académica y científica hará una aproximación a los orígenes del hombre y el lenguaje. En la mesa, además del autor, también estará el prologuista de la obra, Harold Ballesteros Valencia.

Juan José Trillos Pacheco, es comunicador social y periodista de la Universidad Autónoma del Caribe, Especialista en Literatura y Semiótica y Magíster en Ciencias de la Comunicación, con énfasis en nuevas tecnologías, de la Universidad del Zulia (Venezuela). Docente investigador del programa de Comunicación Social Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe. Es editor de libros y revistas científico-académicas.

El prólogo fue escrito por Harol Ballesteros y apartes del mismo aparece en la contraportada del libro. 

Buscar al ser humano, como lo afirma Trillos, solo es posible en el marco de sus relaciones sociales, ningún estudio del lenguaje para llegar a él podría hacerse por fuera de su entorno, contrario a lo que los teóricos del “ágora” contemporánea o “la galaxia internet”, quienes apuestan al hombre por fuera de su estructura social y lo ubican en el estrecho círculo de lo que denominan red. La labor esencial que la lingüística- plantea Jakobson- en todos sus planos, tiene que desarrollar en la época actual consiste en el esclarecimiento de la relación entre el significado general de un signo verbal y su contexto, ya que la “dependencia contextual” es la propiedad decisiva de nuestra lengua, y es previa a la creatividad.

La teoría evolucionista le permite a Juan Trillos el pretexto para adentrarse en lo que, para la ciencia, podría parecer una falsa disyuntiva cuando se pregunta por ¿qué es primero el hombre o el lenguaje?, partida a la que juega muy bien ofreciéndonos respuestas que resultan de poner a casar las piezas en un tablero en el que se mueven con gran habilidad Darwin, Heidegger, Briceño, Havelock, Martín Serrano, Chomsky, Ong o Llinás, entre otros. Esto es, poner en consonancia a maestros y teorías afines o en abierta contradicción, pero que sirven a la intencionalidad última de su autor.

Cuando estamos ad-portas de finalizar el juego que el autor propone en este libro, con la más clara asimilación socrática, nos vuelve al texto haciéndose, así mismo, lo que constituiría tal vez la gran pregunta: ¿De qué estamos hablando? Estamos hablando- se responde- de biología y de cultura. Estamos diciendo que la gran diversidad cultural que ha construido el hombre es el resultado del desarrollo de nuestra biología; una cerebración singular que nos ha permitido un impresionante grado de perfección del pensamiento y el lenguaje.

Este que deberíamos llamar el libro de las preguntas, nos deja con algunos interrogantes que quizá compartan conmigo muchos lectores, entre otros si el cuestionamiento a las nuevas tecnologías de la información y las comunicación, en la contemporaneidad, realmente se constituyen en un real peligro para el ser humano o a caso está respondiendo a un choque paradigmático temporo/espacial.

De todos modos la filosofía del lenguaje halla en este libro una magnífica oportunidad para la divulgación de sus investigaciones y las múltiples rutas trazadas frente al lenguaje por muchas de sus lecturas y, por ende, la de sus maestros y, en última instancia, su inmensa preocupación por el hombre construyéndose en pasado, presente y futuro en contraposición al gato de Borges que solo vive en “la eternidad del instante”.

Harold Ballesteros Valencia

Con el apoyo de la biblioteca de Combarraquilla y el Grupo BBM, Bacanes y Bacanas del Mundo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos.