13 de noviembre de 2010

La Bacanería es actuar “a lo bien”.

"Entendemos a la bacanería como virtud. Su valor reside en la acción. La Bacanería es el valor otorgado a una acción. La Bacanería es posible cuando los individuos alcanzan una justa comprensión de sí mismos, del medio ambiente y de las personas. Los bacanes y bacanas lo expresan de una manera sencilla: bacanería es actuar “a lo bien”. Ser bueno, resulta placentero; y en tanto que bueno, promueve la alegría. La bacanería se alcanza por medio de la ética, es consecuencia de la práctica, un hábito operativo bueno.
Muchos jóvenes, pertenecientes a la cofradía planetaria BBM, Bacanes y Bacanas del Mundo y otros grupos ecologistas y pacifistas, convencidos de que el afán desmedido de lucro y consumo está destruyendo la vida en el planeta, proponen como sustento de la cultura a la inteligencia y la ética, realizando acciones directas y libertarias contrarias a las tendencias hasta ahora dominantes.
Somos optimistas, pensamos que en nuestro fundamento biológico, de cooperación y coordinación para mantener la vida, hay esperanzas para inventar el método eficaz de conseguir bienestar con justicia para todos."
De un artículo de Hugo González.

Bacanería: alegría y libertad responsable.

La bacanería es una forma intensa, prudente y moderada de celebrar la vida. Para los bacanes y bacanas el alegrarse en la bacanería no es la celebración sin control de todo lo que en la vida sucede, ni la indiferencia o el desprecio mezquino del dolor ajeno. Es alegría y  libertad responsable, relacionarnos con los otros cordial y respetuosamente. Es la alegría de sentirnos humanos entre humanos. Es vivir plenamente la condición humana a través de lo festivo, pero también con la decencia, la solidaridad y la compasión.