13 de julio de 2008

La bacanería, un comportamiento ético.

Una de las condiciones fundamentales para reconocer que un comportamiento es propio de la bacanería es que, en cualquier circunstancia, éste conlleve hacer el bien. Bacanería es el respeto a los otros, la aceptación del otro sin exigencias. La bacanería, de esta manera, se convierte en una sensación de plenitud ética. Hay bacanería cuando se prevén y se asumen las consecuencias de nuestros actos. La bacanería es, por lo tanto, el ejercicio de la libertad con responsabilidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por visitarnos.